6 pasos diseño UX

Diseño UX en 6 pasos

¿Qué es el diseño UX, y por qué es importante? desglosa en 6 pasos el proceso, para aplicarlo a tu próximo proyecto.

El primer paso para diseñar una interfaz que agrade a los usuarios es saber exactamente qué implica ese proceso

Seguir el proceso de diseño de UX no sólo proporciona a los usuarios una experiencia intuitiva y agradable, sino que ofrece a los diseñadores la oportunidad de iterar y mejorar sus diseños.

Veamos el significado de UX y cómo desglosar el proceso de diseño para aplicarlo a tu próximo proyecto.

¿Qué es el diseño UX?

«UX», o «experiencia de usuario», es lo que siente un usuario cuando utiliza un producto o servicio concreto. Abarca una variedad de sentimientos que incluyen las emociones, los sentidos y la interacción física.

¿Por qué es importante?

Un buen diseño UX crea una experiencia positiva para el usuario al anticiparse a sus necesidades y satisfacerlas. Cualquier producto o servicio, como una web o app, necesita un buen diseño UX. Sin el, el usuario podría sentirse frustrado con el producto, lo que podría resultar en manos usuarios.

El objetivo del UX es garantizar que los usuarios encuentren valor en lo que se les ofrece.

Peter Morville lo representa a través de su panal de experiencia de usuario. Él señala que para que haya una experiencia de usuario significativa y valiosa, la información debe ser:

  • Útil: El contenido debe ser original y satisfacer una necesidad
  • Utilizable: El sitio debe ser fácil de usar
  • Deseable: La imagen, la identidad, la marca y otros elementos de diseño se utilizan para evocar emoción y aprecio
  • Localizable: El contenido debe ser navegable y localizable dentro y fuera del sitio.
  • Accesible: El contenido debe ser accesible para las personas con discapacidad.
  • Creíble: Los usuarios deben confiar y creer en lo el contenido del sitio web.
 

El proceso de diseño UX en 6 etapas

El proceso de diseño variará entre empresas, lo importante es que descubras lo que funciona para tu empresa y el cliente. Eso se traduce en investigar, iterar y probar, continuamente… Empecemos:

 

1. Entender

Dado que el diseño UX consiste en abordar los puntos de dolor de tu usuario, tienes que responder a la pregunta: ¿Cuál es su problema?.

Cuando entiendas cuáles son los problemas a los que se enfrentan tus usuarios y seas capaz de plantear las preguntas que necesitas responder, podrás crear una estrategia para el éxito del diseño.

2. Investigación

La investigación sobre los usuarios va a ser la clave de tu proyecto. Las cosas que descubras durante esta etapa sentarán las bases de cómo resultará todo tu proyecto. Lo más peligroso que puedes hacer como diseñador es no cuestionar tus suposiciones. Una buena investigación de usuarios pone en tela de juicio todas tus suposiciones.

Algunos buenos métodos de investigación de usuarios:

  • Entrevistas: Siéntate con alguien de tu público objetivo y realiza preguntas concretas sobre sus problemas.
  • Focus group: Reúne a un grupo de 3 a 5 usuarios objetivo y permíteles debatir sus actitudes, emociones y frustraciones con un tema o producto.
  • Encuestas: Son buenos para conocer la actitud de los usuarios hacia un tema concreto. Ten cuidado de no utilizar preguntas capciosas.
  • Pruebas de usabilidad: Observa a tu público objetivo utilizando un programa o producto. Mientras lo hacen, observas cómo actúan y reaccionan. Cuando terminen, puedes hacerles preguntas sobre su experiencia.

3. Analizar

En esta etapa, utilizarás toda la información que has recopilado en las dos etapas anteriores para analizar y destilar los elementos más importantes. Hay dos maneras de analizar tu investigación:

  • User personas: Son perfiles de su cliente ideal
  • User journeys: Es una representación de las interacciones del usuario con su producto.

4. Diseño

Ahora, es el momento de diseñar. Eso significa construir cosas como: Mapa del sitio, flujo de usuarios, mockups, imágenes, iconos, colores.

Una de las cosas más importantes que puedes crear en esta fase es el wireframe, que será el prototipo de tu producto, es decir, una representación básica.

5. Lanzamiento

Después de diseñar y rediseñar hasta quedar ciego, vas a llegar a un punto en el que todos tus recursos están listos para ser enviados.

Eso significa que ha llegado el momento de la implementación; pasar todo al equipo de desarrollo que creará una versión de alta fidelidad de la interfaz de usuario.

Una vez entregado, hay varias maneras de asegurarse de que el producto es perfecto (o casi):

  • Pruebas de usuario: Al igual que la prueba de usabilidad, se trata de observar a su público objetivo utilizando el programa real.
  • Beta: Lanzamiento limitado del producto a un pequeño número de personas para encontrar problemas y solucionarlos antes de lanzarlo al mundo.
  • Pruebas internas: Cuando tu propio equipo utiliza el producto y prueba cada una de sus funciones.

En esta fase es fundamental la comunicación con el equipo de desarrollo. Hay que asegurarse de comunicar cualquier problema que surja y asegurarse de que se resuelva antes de lanzar el producto.

6. Analizar de nuevo

Una vez lanzado el producto, es el momento de realizar otra ronda de análisis.

Algunas preguntas que puedes hacerte

¿En qué aspectos de nuestro proceso hemos acertado? ¿Y por qué?

¿Dónde hemos tenido problemas? ¿Y por qué?

¿Cómo están respondiendo nuestros usuarios al producto?

¿Resolvió sus problemas y puntos débiles?

¿Dónde podemos mejorar el producto?

¿Qué lecciones podemos extraer de este proceso para futuros productos?

¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter