Qué es el Growth Hacking y cómo utilizarlo para crecer en RRSS

El Growth Hacking está de moda. Cualquiera que se meta en LinkedIn y siga a profesionales del mundo del marketing, se habrá dado cuenta de que cada vez hay más descripciones de perfiles en las que aparecen estos dos términos.

Sin embargo, hemos detectado que aún hay mucha gente que no conoce qué es el Growth Hacking, y por lo tanto, no puede aplicarlo en su negocio.

En el mundo del marketing siempre hay que estar a la última y este concepto es uno de los más actuales de nuestro sector.

Pero empecemos por lo básico.

¿QUÉ ES EL GROWTH HACKING?

Para entender qué es, viene bien conocer por qué se llama así:

·  Growth hace referencia al crecimiento y a la viralidad.

·  Hacking, de hackear, se refiere a la búsqueda de soluciones creativas para resolver problemas del día a día.

Ahora bien, si unificamos y damos sentido y contexto a estos dos términos, veremos que el Growth Hacking se puede definir como “una serie de estrategias digitales que persiguen el crecimiento orgánico, reduciendo al máximo la inversión y utilizando para ello técnicas alejadas del marketing tradicional”

Este concepto ha ido tomando cada vez más fuerza durante los últimos años con la explosión de startups que ha habido. ¿Por qué? Porque muchas de estas empresas no cuenta con grandes recursos financieros que puedan hacer frente al gasto que supone una campaña de marketing online tradicional.

Si nos paramos a observar qué es verdaderamente lo que hace del Growth Hacking especial, podríamos destacar su capacidad de darle vuelta a las ideas.

Aunque este término suene nuevo, para nada lo es. Ya entorno a 1950 McDonald’s lo utilizaba, y la verdad, no le ha ido nada mal. Concretamente, esta empresa se percató de que si colocaban una franquicia junto a la salida de las autopistas interestatales de Estados Unidos estarían posicionándose en lugares privilegiados de cara a las próximas décadas, en las que hubo una enorme circulación de vehículos.

Sin embargo, por muy atractiva que parezca esta forma de atacar el mercado, no debemos perder el foco de nuestra estrategia de marca fundamental. Basarse únicamente en el Growth Hacking para hacer crecer una marca es arriesgado, ya que uno corre el riesgo de parecer spam.

VENTAJAS DEL GROWTH HACKING

Si uno quiere obtener los máximos beneficios de esta técnica es recomendable saber qué se puede esperar de ella.

1. Su coste es escaso. Si añadimos una pequeña inversión en Growth Hacking a nuestro gasto en comunicación obtendremos muy buenos beneficios.

2. El hecho de pensar fuera de la caja ayuda a desarrollar nuevos conceptos creativos sobre los que hacer girar la comunicación. El elemento sorpresa es clave.

3. Si tienes un nuevo emprendimiento, es una forma rápida y eficiente de crecer orgánicamente y generar una comunidad de calidad.

CÓMO APLICARLO EN REDES SOCIALES:

Antes que nada, es importante destacar que el Growth Hacking es extrapolable para cualquier ámbito de la vida cotidiana en el que uno quiera crecer. Nosotras, hoy os traemos 3 acciones muy socorridas para disparar el número de usuarios de vuestros perfiles de Instagram:

1. Antes de publicar, dale like a algunos posts de tus seguidores y a los de tu competencia. A ellos les llegará una notificación y entrarán en tu perfil. Si para cuando entren tú ya tienes una cuenta en la que hay contenido de calidad y consistencia, es bastante probable que despiertes interés en ellos. Y esto, en algunos casos, se traduzca en un aumento de followers y de interacciones.

2. Busca potenciales seguidores a través de hashtags e interactúa con ellos. Gracias a los buscadores en las redes sociales, podemos hacer búsquedas de hashtags relacionados con la temática de nuestra cuenta. Además, podemos ver qué gente está publicando utilizando esos hashtags en sus publicaciones y eso se traduce en afinidad. Si interactúas con ellos con un contenido de calidad, quizá te descubran y te empiecen a seguir.

3. Utiliza apps para detectar el mejor minuto del día para postear. Hay varias herramientas de acceso gratuito, como “Time To Post” que son geniales para ajustar al máximo el mejor momento para postear.

Estas son solamente algunas de las técnicas que pueden servirte para crecer. Pero recuerda, abusar del Growth Hacking es peligroso. Lo mejor es combinarlo con tus campañas y estrategias habituales para obtener beneficios increíbles.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter