posicionamiento de marca

Posicionamiento de marca: ¿Qué es y cómo se define?

Un posicionamiento claro otorga a la marca una propuesta única de ventas y contribuye a la adquisición de nuevos clientes.

Hablamos de posicionamiento de marca cuando nos referimos al lugar que ocupa una marca en la mente de los consumidores.

El posicionamiento responde a una ventaja competitiva que tiene la marca con respecto a sus competidores, otorgándole a la marca una imagen única y distintiva en el mercado.

Un posicionamiento claro otorga a la marca una propuesta única de ventas y contribuye a la adquisición de nuevos clientes y a la lealtad a la marca. De esta forma, un posicionamiento de marca eficaz contribuye al aumento de las ventas.


¿Cómo definimos el posicionamiento
de nuestra marca?

Se construye mediante la comunicación activa de uno de los siguientes elementos:

  • Atributos: basado en uno de los atributos de la marca. Se recomienda seleccionar sólo un atributo, ya que entre más atributos tratemos de posicionar, más difícil resultara posicionarse en la mente de los consumidores.

 

  • Beneficios: basado en los beneficios tangibles del producto o servicio.

 

  • Calidad: se basa en comunicar la calidad obtenida al momento de elegir el producto o servicio. Debemos de comunicar la mayor cantidad de beneficios, independientemente si el precio es bajo o alto.

 

  • Precio: se hace énfasis en el cuidado de la economía del cliente, comunicando una propuesta de valor muy atractiva por sus precios asequibles.

 

  • Competencia: se trata de comparar, de forma clara y evidente, la propuesta de valor de la marca en contraste a su competencia.

 

  • Momento de consumo: se trata de crear un momento específico, sea del día, del mes o del año, en el que nuestra producto o servicio es ideal para consumir.

¿Cómo comenzamos a desarrollar el posicionamiento de nuestra marca?

1. Determinando la posición actual

2. Eligiendo la posición deseada

3. Desarrollando una estrategia para alcanzar la posición deseada

Una vez definida la estrategia, debemos de articular el posicionamiento a través de una declaración, una breve descripción que concreta el valor que la marca aportará al segmento de mercado deseado. La declaración de posicionamiento tiene un fin interno ya que su propósito es alinear a todos los stakeholders bajo un mismo objetivo.

Para garantizar el éxito, el posicionamiento de una marca debe ser relevante, creíble, alcanzable, sostenible, diferencial y enfocado. Aunque la declaración suele tener un aire aspiracional, no debe de estar alejada de la realidad ya hoy en día que es fácil perder credibilidad ante el consumidor.

Sin embargo, el posicionamiento de marca es tan sólo uno de los componentes de la estrategia de marca, donde también encontramos otros aspectos como esencia, valores, territorios y personalidad. Son muchos los conceptos y elementos que se entrelazan dentro de una estrategia de marca, por ello es importante mantener una coherencia a través de cada uno de ellos para que el resultado sea óptimo.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter