¿Cómo humanizar tu marca?

Al igual que la tecnología, la medicina o la astrofísica, la manera en la que las marcas se relacionan con su audiencia también ha ido evolucionando. Si te estás preguntando “¿hacia dónde?”, la respuesta es “hacia ti”.

Las empresas han aprendido que el centro de su actividad ha de ser sus clientes y, por tanto, cada vez son más las estrategias que ponen en valor su relación con ellos.

¿Cómo consiguen esto? A través de la humanización de marca, que tiene por objetivo construir o mantener relaciones emocionales con los clientes basadas en la confianza, la cercanía o fidelidad.

Gracias a ella, las empresas son percibidas como familiares o amigos y los clientes confían más en ellas a la hora de comprar un producto o servicio o a la hora de hacer algún cambio.

Ahora bien, todo esto suena muy idílico, pero… ¿Cómo se hace?

“Cada maestrillo tiene su librillo”. Nosotras te dejamos a continuación algunos tips para lograr llegar al Top of Heart de tus consumidores:

 

1.SÉ AUTÉNTICO, HONESTO Y TRANSPARENTE:

La clave para humanizar tu marca empieza por conocer bien tu propósito. Todas tus acciones, desde las más grandes hasta las más pequeñas, deben estar dirigidas hacia él.

Vivimos en la era de la información y si no te muestras auténtico, seguramente haya alguien en Internet que se de cuenta y acabe en una crisis reputacional. 

No corras ese riesgo. Y si ya lo has cometido, pide disculpas, tus usuarios lo agradecerán.

 

2.CUENTA TU HISTORIA:

Una vez más, el storytelling es fundamental. Siempre hay una historia que contar. ¿Por qué nace tu marca? ¿Qué hitos ha ido superando hasta encontrarse donde está hoy en día? ¿Cómo es la historia de los que la creasteis? ¿Qué es lo que hace a tu marca única?

Esto al final es como las relaciones humanas: uno no puede ser amigo de alguien sin saber nada de su pasado o de lo que le motiva. Para construir relaciones de amistad necesitas que te conozcan. En definitiva, tienes que abrirte para que tus clientes se abran hacia ti.

 

3.COMIENZA DESDE DENTRO HACIA FUERA:

Todo empieza por los que conformáis la empresa. No tiene sentido que te muestres cercano y amigable con tus clientes, pero tus empleados no estén felices con su trabajo.

Es muy importante trabajar cultura de la empresa y en la satisfacción de tus empleados, ya que seguramente no solo vayas a obtener mejores resultados económicos, sino que también ellos van a ser los mejores embajadores de tu marca.

¡El objetivo es que se sientan orgullosos de trabajar contigo, y tú de ellos!

4.PIENSA COMO UNA PERSONA, IMPLÍCATE: 

Hoy más que nunca es necesario ayudar a la sociedad. Es responsabilidad de todos generar impactos sociales positivos para que el mundo sea un lugar mejor. Y en el caso de las marcas, aún más. 

En la medida de lo posible, siempre es recomendable destinar una parte de tu presupuesto a la responsabilidad social.

Si te implicas en causas que respondan a tu propósito, misión y valores no sólo estarás ayudando al mundo, sino también mostrando a tu audiencia lo que verdaderamente te importa.

5.CREA TU PROPIA PERSONALIDAD:

Lo que a unos les ha funcionado no tiene por qué funcionarte a ti. Grábate esto en la cabeza.

Cada día que pasa es más complicado diferenciarse de los competidores. La globalización e industrialización del planeta acaba generando productos indiferenciados (commodities) y la única manera de apartarse de la multitud y aportar algo distinto es a través de la diferenciación. ¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿Qué puedes aportar tú que el resto no pueda?

 

6.HABLA EL MISMO IDIOMA QUE TUS CLIENTES :

Tratar de demostrar tu personalidad con un lenguaje abrumador no es una buena opción. Es mejor idea aprender de tus clientes, observar cómo se comunican entre ellos y ver qué les interesa y qué no. A partir de ahí, puedes trabajar en la definición del tono con el que comunicarte con ellos.

*OJO: es muy importante que ese tono siempre sea natural. No lo fuerces porque puedes lograr el efecto contrario al deseado. 

 

7.GENERA CONVERSACIONES INTERESANTES:

Si detectas qué le interesa a tus clientes ya sabes de lo que tienes que hablar para atraerles. 

Como marca, es tu responsabilidad aportar contenido de valor para tu audiencia si quieres construir este tipo de relaciones.

Imagínate un amigo que nunca te cuenta nada o que se sienta en la mesa y solo afirma con la cabeza a todo lo que le cuentas. ¿Vaya amigo verdad? Pues con una marca, igual.

 

8.MUESTRA EL DÍA A DÍA:

Siempre es muy buena idea mostrar contenido “behind the scenes” ya que de esta manera, los clientes pondrán cara o incluso voz a los que estáis detrás de la marca, y esto se traduce en confianza.

 Para plasmar este tipo de contenido, una buena opción es Instagram Stories, ya que permite ser muy creativo a la hora de mostrar el día a día de los que conformáis la empresa.

9.COMPARTE CONTENIDO GENERADO POR TUS CLIENTES:

Si lo que quieres es implicar verdaderamente a tus clientes es muy buena opción pasarles el micrófono. Una de las mejores opciones que ofrecen las redes sociales es la posibilidad de una comunicación muy horizontal.

Si permites que tus usuarios se expresen a través de tus redes, ellos se sentirán valorados y tú obtendrás contenido muy valioso para generar confianza y mostrar autenticidad.

10.INTERACTÚA CON TUS CLIENTES:

No hay mejor forma de demostrar a tus clientes que les quieres que interactuando con ellos.

No desaproveches las oportunidades de relacionarte. Responder a sus preguntas, enviar representantes de tu marca a eventos o participar en conversaciones entorno a tu marca en Internet siempre es una buena idea.

 

Esperamos que estos tips te sean de ayuda para hacer ese proceso de humanización y lograr construir una relación emocional atómica con tus clientes.

Atentamente, una marca. 

 

 

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter