Fashion y lujo

Las consecuencias del Coronavirus también son notables en la industria del lujo y fashion.

Tras el lanzamiento de un informe elaborado por la consultora Bain&Company, se prevé un marcado descenso en las ventas del sector del lujo por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, según la consultora, tras la crisis las marcas emergerán más fuertes y darán respuestas a las nuevas tendencias de consumo.

Por otro lado, Bain&Company resalta que, a diferencia de otras pandemias, como el Sars, el Covid-19 está mucho más penalizado, puesto que el principal país afectado es China, el cual concentra el 35% del consumo global del lujo.

Tras la charla que hemos tenido con las especialistas en fashion y lujo Linda Sharkey y Alejandra de la Riva hemos podido ver la transformación que va a sufrir la industria de la moda. Además, nos han hablado de nuevas tendencias de consumo que han cogido fuerza en esta cuarentena y de la importancia que tendrá la sostenibilidad en un futuro próximo.

Según nuestras ponentes, se viene un momento dónde prevalecerá el consumo local y es que el consumidor va a optar por consumir ese producto que se haya hecho localmente para poder ayudar y apoyar al pequeño comercio a salir adelante.

Además, las grandes marcas pondrán el foco en el consumo glocal.

Otra opción para el consumo es el online. Según la experta Linda “el que antes no sabía comprar online y ha tenido que aprender a la fuerza, ahora le gusta”. Y es que practicidad y la tranquilidad de saber que no tienes que entrar a ningún probador es un factor relevante en esta situación.

La transformación digital ha llegado hasta el punto de ofrecer una virtual experience economy. Pero ¿Qué es exactamente?

Muchos desfiles y pasarelas de moda se han cancelado a causa del COVID-19.

Para muchas personas del sector, la cancelación de estos eventos supone pérdidas de oportunidades de negocio. Por ese motivo, y con el avanzado desarrollo de la AR Y VR ya existe la posibilidad de se ofrecer las pasarelas de una forma totalmente innovadora para los usuarios.

Algunas marcas como H&M, Moschino o Dior ya han incluido esta nueva tendencia en algún desfile y es que, al parecer, es todo un éxito.

Los nuevos enfoques para el comercio digital ofrecen una solución escalable para llegar a los consumidores. Cuando pase la pandemia, los consumidores volverán a las tiendas físicas, pero los hábitos de compra digital creados durante el brote se mantendrán. Por ese motivo, debemos empezar a pensar en ellas como nuevos patrones de consumo.

Lo que está claro en esta situación y ante las infinitas innovaciones, las empresas están viendo que tienen que replantearse cuestiones tan básicas como ¿Seguirá funcionando el comercio tal y como lo conocemos en la actualidad?

Esta situación lleva a replantearse a muchas marcas la forma de operar en un futuro próximo siendo la salud de los empleados y clientes la máxima prioridad ahora mismo (y al parecer, en los próximos meses también).

Esta situación lleva a replantearse a muchas marcas la forma de operar en un futuro próximo siendo la salud de los empleados y clientes la máxima prioridad ahora mismo (y al parecer, en los próximos meses también).

Podríamos decir que entre comercio y cliente se tiene que generar un ambiente de seguridad y confianza. Alejandra de la Ría apuntaba que la necesidad entre negocio y consumidor es recíproca y se debe empatizar para poder establecer este vínculo de confianza.

Por otro lado, entendemos la nueva posición que va a tomar la industria de la moda pero, ¿Qué pasará con el consumidor, cambiará sus hábitos? Alejandra nos explica cómo va a ser el consumidor tras la pandemia mundial.

En términos de sostenibilidad, Alejandra ha explicado que el Coronavirus ha llegado en un momento en el que muchas marcas ya estaban tomando acción y conciencia en ese aspecto. Todas las marcas son conscientes de que fast-fashion ya ha pasado y tienen que poner el foco en el nuevo consumidor, el millennial.

Este perfil sigue siendo muy consumista, pero prefiere invertir en experiencias y no tanto en textil como han hecho generaciones anteriores. Además, es una generación que ha sido mucho más educada en la sostenibilidad, apuntaba Alejandra y prefieren hacer un consumo más responsable en todos los aspectos de su vida (no sólo en el textil).  Tras esta pandemia, las marcas inteligentes ampliarán su pensamiento sobre la sostenibilidad y verán si hay alguna parte de su producción que pueda optimizarse, reutilizarse y capturarse para eliminar los recursos “desperdiciados”.

Las dos ponentes están de acuerdo en que, en tiempos de crisis, la reinvención y la creatividad juega un papel fundamental. De la necesidad sale la creatividad y estar en una situación fuera de tu zona de confort puede suponer una gran oportunidad para crear. Será difícil para las empresas pequeñas lanzarse o mantenerse en algunos casos, pero con el consumo local quizás encuentran una oportunidad.

Y es que, salir de esta todos juntos, está en nuestra mano.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter