Tengo un proyecto, ¿por dónde comienzo?

El primer paso o el comienzo para tu proyecto o marca siempre debe ser definir una estrategia de marca.

¡Felicidades! Llegaste al lugar indicado, te daré la información más útil para empezar con tu proyecto o marca.

El primer paso o el comienzo para tu proyecto o marca siempre debe ser definir una estrategia de marca, ¿por qué? porque si no tienes una estrategia definida perderás mucho tiempo y recursos que acabarán siendo muy valiosos. 

Ahora, ¿qué es una estrategia de marca? 

Es el desarrollo de una serie de actividades y conceptos necesarios para crear, administrar y evaluar una marca. Es también una combinación de elementos racionales y emocionales para identificar un producto o servicio. 

Una estrategia nos ayuda a diferenciarnos de nuestros competidores y nos ayuda a que reconozcan nuestra marca fácilmente, y entonces, ¿qué se debe comunicar en una estrategia de marca? ¡FÁCIL!:
¿Qué haces?

– ¿Cómo lo haces?

– ¿Por qué lo haces? 

Y es justo ahí cuando entramos en la esencia de la marca, cuando empezamos a crear el alma de nuestra marca, donde se crea lo más profundo de ella, en donde definimos el qué, cómo y porqué, también es la guía por la que deben tomarse las decisiones estratégicas de la marca.
Recuerda que el desarrollo de la marca debe estar alineado a lo que somos, cómo lo hacemos y por qué, esto muchos lo conocen como la misión, la visión y el propósito de la marca. 

Te dejo aquí una pequeña guía que te podrá ayudar a definir parte de la esencia de tu marca: 

– Misión: El Cómo. ¿Cómo estamos logrando nuestro propósito y logrando nuestra visión? ¿Cuáles son los beneficios que le damos a nuestro cliente?

– Visión: ¿Qué queremos lograr de aquí a 3 años? ¿En qué nos queremos convertir? ¿ A dónde vamos?

– Propósito: Nuestro PORQUÉ (no te pierdas el blog en donde hablamos de la importancia de tener un propósito de marca 😉

El objetivo de la esencia es hacer tangible la razón de existir de la marca, entender lo que motiva e inspira a trabajar cada día.

Una vez que hayas definido estos elementos seguimos con la personalidad de la marca. La personalidad nos ayudará a entender cómo somos, cómo nos comportamos y que transmitimos a nuestra audiencia. Aquí tenemos:

– Valores: El conjunto de creencias que unen a un equipo dentro de una marca y que sirven de guía para la toma de decisiones.

– Atributos: Adjetivos aterrizados que conforman nuestra propuesta de valor y nos diferencian de la competencia.

– Territorios: Temas en los que nuestra marca es considerada la experta, que manejamos a la perfección y comunicamos por nuestros canales.

– Voz y tono  

Como mencioné anteriormente, estos elementos buscan establecer asociaciones racionales y emocionales con los consumidores para que se sientan identificados con la marca y se logre establecer una relación cercana a ellos.

Por último, tenemos la propuesta de valor de nuestra marca, ¿a qué nos referimos con propuesta de valor? a ese beneficio que ofreces a tus clientes que te diferencia del resto de tus competidores. 

¿Cómo crearla?

– Haz una lista con los BENEFICIOS que obtiene tu cliente a través de tus productos o servicios.

– Intenta ahora resumir tu propuesta de valor en una frase, basándote en los beneficios. 

Es importante que sepas que crear la estrategia y esencia de una marca no es fácil pero con dedicación, tiempo y ayuda crearás la mejor marca para tu target. 

Espero que este artículo te haya sido útil y que te anime a empezar a crear. ¡Cualquier duda, escríbenos!

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter