Aprende como convertir a tus clientes en tus mejores vendedores

No existe estrategia de marketing más potente que la recomendación. Aprende 4 formas de convertir a tus clientes en los mejores vendedores de tu marca y ¡potencia su alcance!

No existe estrategia de marketing más eficiente que una recomendación

Los estudios lo confirman, el 83% de las personas confían en una recomendación de una persona que conocen en comparación de un 46% que confía en los anuncios que hacemos en redes sociales. Aprende cómo convertir a tus clientes en tus mejores vendedores.

En Brandcrops hemos bautizado las recomendaciones digitales como el Boca Oreja 2.0. Estas recomendaciones son las que nos pueden ayudar a convertir a nuestros clientes en los mejores vendedores de nuestra marca.

 

Antes nos reuniamos para hablar, o teníamos largas conversaciones por móvil y nos recomendábamos lugares nuevos para visitar o series para ver.

 

Actualmente este comportamiento a cambiado de formato, sobre todo en las generaciones Millennials y Zetas, donde en vez de mantener una larga conversación, preferimos compartir nuestras experiencias de forma digital, a través de las redes. Esto no solo mantiene enterados a nuestros conocidos, si no que nos aporta status.

“El deseo por mayor estatus y reconocimiento es una necesidad humana profunda y universal”

Pero este estatus y reconocimiento, que tradicionalmente dependía de lo que éramos capaces de comprar y de las experiencias que podíamos vivir, se ha diversificado y actualmente es posible conseguir de diversas formas, muchas de ellas digitales:

“Lo que no se comparte no pasó”, pudiese ser una mentalidad de muchos chicos actualmente. Y es que compartir lo que hemos sido capaces de comprar o vivir es lo que verdaderamente sella la acción y le aporta status. 

 

Otras formas actuales de sentir que aumentamos nuestro estatus es formando parte de actividades grupales, con propósito e impacto positivo. El reconocimiento digital de un influencer con su comunidad es también una forma de status. Compartir experiencias y productos que estén en tendencia en los medios sociales también aporta a este estatus y te hace merecedor del término “trendy”.

 

En fin, el status se ha diversificado, y si jugamos bien nuestras cartas, podemos usarlo a nuestro favor. 

Al igual que el estatus, hay otras necesidades con las que las marcas podemos jugar para resolverlas con nuestros productos a través de embajadores, influencers o nuestros mismos clientes:

  • Pertenencia: ser parte de un grupo parecido a mí y unos valores que comulgan con los míos.
  • Identidad: una marca que me permite ser yo mismo, de forma auténtica, única y sin prejuicios.
  • Necesidad de expresión: Dar la oportunidad y la libertad al cliente de expresar lo que siente y lo que lo hace feliz. 

Como emprendedores, marketeros o comunicadores debemos velar por conseguir convertir a tus clientes en nuestros mejores embajadores y sean capaces de viralizar nuestro contenido por nosotros. 

Esto no solo es eficiente a nivel de coste, pero tiene la mejor tasa de conversión y aumenta la fidelidad de marca justamente porque estamos conectando con necesidades más profundas y aprovechándonos de la conexión y confianza entre conocidos.

A lo largo de mi experiencia en redes sociales y marketing y de haber dirigido el marketing de Goiko durante casi 8 años, fui testigo de la eficiencia que tenían las recomendaciones digitales. En el caso de Goiko logramos que todos nuestros clientes quisiesen compartir sus experiencias y hamburguesas en redes y tanto ellos como los miles de influencers que visitaron Goiko cada año, fueron responsables de generar tanto nivel de FOMO que la marca se convirtió en el sitio de moda y en un love brand

Obviamente este no fue el único ingrediente secreto, pero sin duda contribuyó al éxito de Goiko en redes sociales, al menos hasta que yo me fui en el 2019.

Durante estos años hemos llegado a clasificar el contenido compartido por nuestros clientes en formatos digitales en 4 tipos, donde cada categoría cumple objetivos diferentes.

Y para hacer todo un poco más gráfico y sencillo he escogido 4 publicaciones de mi amigo @alvarokruze como ejemplo.

1. UNBOXING

El momento esperado cuando recibes tu compra o tu regalo o tu comida. Ese momento que llevas posiblemente días esperando. El empaque o el plato juegan un papel fundamental en lo que será la experiencia. 

unboxing influencer en Instagram

Los influencers han puesto de moda este momento y con cada unboxing ganan ESTATUS y generan un alto nivel de FOMO. Si lo que comparten es especial, sus seguidores querrán vivirlo también.

 

Si tuviésemos que situar esta acción dentro de un embudo de conversión sería de esta forma:

  • RECONOCIMIENTO: para personas que no nos conocían y nos consiguieron en las cuentas de otra persona.
  • FIDELIDAD: para quien ya es cliente y por la experiencia recibida de repetir.

2. DEMOS DE PRODUCTO

Cuando nuestro cliente muestra cómo nos usa, nos come o cómo se ve con nuestro producto, ayudamos a resolver dudas que otros puedan tener sobre nuestra marca

 

Es diferente ver una foto del producto a ver a alguien en quien confiamos usándolo o disfrutándolo.

demo de producto en redes sociales

Esta acción pudiese estar en un momento medio del embudo de conversión: CONSIDERACIÓN. Con una demostración resolvemos dudas y posiblemente estemos más cerca de tomar la decisión. Pero aunque ha demostrado cómo se usa, todavía no estamos seguros si a nuestro amigo le ha gustado o no, por eso también necesitamos:

3. RESEÑAS

Lograr que nuestro cliente hable bien de la experiencia que ha vivido con nosotros y que lo haga en público es la herramienta ideal para lograr una conversión. Ya nos ha considerado, ahora terminemos de darle el empujoncito que falta para que haga la compra.

 

Webs como Amazon lo tienen muy claro, las reseñas de los productos serán decisivas para la compra. Según HBR un 85% de los americanos toma la decisión de compra basándose en las reseñas.

 

Las reseñas estarían ubicadas en el nivel de CONVERSIÓN de un embudo de ventas.

4. SER PARTE DE SU VIDA

 

El objetivo es SER parte de la vida y los hábitos de nuestros clientes. Queremos que nuestros clientes nos incluyan en sus redes de forma orgánica y que deje de parecer algo publicitario. En vez de eso queremos formar parte de sus hábitos. Cuando somos un hábito desbloqueamos el mayor nivel de conexión.

En el caso de influencers siempre recomiendo hacer campañas o colaboraciones recurrentes. De esta forma la audiencia del influencer se familiariza con nuestra marca.

 

En el caso de los clientes siempre podemos hacer campañas de fidelización e intentar que en cada una de estas conversiones el cliente comparta su experiencia con la audiencia.

Nunca olvides dar las gracias

Como vemos, hay distintas formas de convertir a nuestros clientes en nuestros mejores vendedores. Si lo has logrado o lo estás logrando, recuerda siempre ser agradecido. Nuestros clientes no están en la obligación de transmitir nuestro mensaje, lo hacen porque han disfrutado de la experiencia o tienen aprecio por nuestra marca. En ambos casos podemos potenciar la relación si somos agradecidos y respondemos a sus menciones. Recuerda que han sido ellos quienes han viralizado tu marca.

¿Qué otro tipo de contenido generado por usuarios consideras que es beneficioso para tu marca?

Comenta abajo o cuéntamelo en Instagram @danigoico

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter