Creatividad

Cómo despertar la creatividad: 4 forma para lograrlo

La inspiración va y viene, debe buscarse y cultivarse activamente. Para ello te traemos 4 ideas clave para despertar la creatividad y mantenerla fluyendo.

4 tips para despertar la creatividad y que siga fluyendo

La inspiración alimenta la creatividad. Entonces, los creativos andan por naturaleza en un estado nirvánico de inspiración en todo momento tratando de despertar la creatividad, ¿no?

La inspiración va y viene, por lo que hay que buscarla y cultivarla activamente. Como la mayoría de los creativos pueden corroborar, la búsqueda de inspiración es continua y es necesario ampliar constantemente las fuentes. Aunque el internet nos facilita una gran cantidad de inspiración, también puede resultar abrumadora o dar lugar a comparaciones sobre el trabajo realizado.

Entonces, ¿cómo pueden los creativos mantenerse con energía y motivación para ofrecer un trabajo único y sorprendente? 

Para ello te traemos 4 ideas clave para despertar la creatividad y mantenerla fluyendo:

  • Mira los clásicos
  • Crea por el bien de la creación
  • Busca una nueva perspectiva
  • Activa tus sentidos
Creatividad

1. Mira los clásicos:

Aunque ninguna obra es 100% original o única, se puede apuntar a inspirarse en fuentes menos estudiadas para producir ideas que no se sientan recicladas.

 

Aterrizar una propuesta de diseño requiere un proceso de descubrimiento, y la experimentación es imprescindible. Probar constantemente diferentes métodos, herramientas y procesos. No tengas miedo de desviarte de lo que creías que funcionaba, es la única manera de descubrir un nuevo camino que antes no visualizabas.

Mira al pasado para que las ideas sigan fluyendo, evalúa propuestas de diseño de otras épocas y decontrúyelas, trata de entender cómo se crearon y que principios de diseño fueron aplicados. Incluso atrévete a salir de tu área y observa otras categorías, tómate el tiempo de observar y evaluar.

Luego abandona la pantalla y limítate a un lápiz y un papel. Llena toda la página de bocetos, por muy imperfectos que sean, puede que descubras una nueva idea.

2. Crea por crear para despertar la creatividad:

Es fácil perderse en un mar de trabajo con clientes y salir a respirar de vez en cuando. Perder el sentido de tu estilo personal o la oportunidad de experimentar puede llevar al agotamiento o a sentimientos de frustración creativa.

 

Para mantener la frescura, recuerda incluir en tu agenda momentos de expresión de estilo libre. Al fin y al cabo, ¿no es crear por pasión lo que te llevó a empezar? Como con cualquier músculo, nuestra imaginación debe estirarse y tener la oportunidad de expandirse y evolucionar. Una forma segura de reavivar una práctica artística estancada es hacer algo sólo por gusto.

 

Sal de tu zona de confort con una nueva paleta de colores o una forma a la que no sueles recurrir. Diseña un logotipo para un negocio que te gustaría que existiera, juega con el collage de papel como lo hacías en el colegio, o haz algunas pinceladas con los ojos cerrados. Las opciones son infinitas. 

Practica sentirte cómodo en la incomodidad de estar fuera de tu zona de confort.

3. Busca una nueva perspectiva:

Observa el mundo que te rodea, en lugar de examinar los portafolios de otros. La creación de un trabajo memorable se consigue cuando el creador es capaz de ofrecer una experiencia única. Para ello, observa el mundo que te rodea: ¡está lleno de inspiración! Si quieres obtener ideas únicas, busca la inspiración en lugares inesperados.

Si puedes, da un paseo por el barrio con la intención de centrarte en algo concreto. Fíjate en todos los toques de amarillo que veas por el camino, o mira qué tipo de animales se cruzan en tu camino. Si estás en casa, concéntrate en las formas repetitivas que ves en tu hogar o en los colores que se encuentran de cerca en las hojas de tus plantas.

Centrarse en una cosa concreta puede ayudar a dar un giro a nuestro entorno cotidiano y permitirnos observar las cosas de forma diferente.

4. Cambia de perspectiva para despertar la creatividad

Como muchos de nosotros exploramos la creatividad de forma visual, puede parecer el lugar obvio para empezar cuando nos encontramos con un bloqueo artístico. Si te sientes atascado en un proyecto y no te convence, intenta cambiar de perspectiva, literalmente. Acércate a todos los detalles antes de dar un paso atrás y ver la obra desde una mayor distancia. A veces, este cambio visual es lo que se necesita para poner en marcha una nueva idea o solución.

En lugar de permanecer en un entorno familiar, mantén las cosas interesantes y transforma tu mentalidad con un cambio. Por pequeño que sea, el cambio siempre garantiza terminar con el estancamiento y progresar.

Aprende a identificar cuándo estás estancado y cambia la dinámica. Rompe el ciclo de bloqueo y sacude tus sentidos: sal a caminar y toma un camino distinto al habitual, toma un break, lee sobre un tema desconocido, cambia el espacio de trabajo, siéntate en un lugar diferente, realiza una actividad divertida que permita a tu mente distraerse.

Es probable que cuando regreses al lugar donde quedaste estancado, tengas la mente fresca y consigas perspectiva diferentes que antes no visualizabas.

Si quieres saber más sobre creatividad, visita nuestro blog.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Sin comentarios

Publica un comentario

Lo más leído

Nuestra
Newsletter